Las clases de yoga posparto evitan las molestias de espalda producidas por malas posturas o por la lactancia.

Sirven para recuperarse mejor del cansancio físico de los primeros meses, favoreciendo el equilibrio emocional.

Además compartes la experiencia con tu bebé

Las clases se pueden impartir en inglés.