Lunes de 18h - 20h 

La meditación es una disciplina que entrena la mente para crear serenidad y bienestar.



Cuando se progresa en el entrenamiento se accede a niveles de la mente creativa, en este estado mental se renueva todo el sistema humano: físico, emocional, psíquico. Es por esto que después de una meditación profunda la persona se siente vital, feliz y con las ideas más claras.

La meditación es: calma, recreación, vivir gozando, silencio, florecimiento.

La meditación es descanso, descanso absoluto, un paro completo de toda actividad, física, mental, emocional. Cuando tú estás en tan profundo descanso que nada te mueve, cuando toda acción cesa - como si estuvieras dormido y al mismo tiempo despierto aprendes a ver quién eres. De repente una ventana se abre. No se puede abrir con esfuerzo porque el esfuerzo crea tensión; la tensión es la causa de toda la miseria. Por lo tanto es muy fundamental entender que la meditación no es esfuerzo.

Acomoda tu vida de  manera que puedas dejar las actividades inútiles porque el noventa por ciento es fútil; es solo para matar el tiempo y mantenerte ocupado. Haz solo lo esencial y dedica tus energías más y más a tu viaje interior. Entonces el milagro pasa cuando tú puedes mantenerte en descanso y en acción al mismo tiempo, simultáneamente. Ese es el encuentro de lo sagrado y lo mundano, el encuentro de este mundo y del otro, el encuentro del materialismo y el espiritualismo.

''Recuerda, la meditación te dará cada vez más inteligencia, inteligencia infinita, inteligencia radiante. La meditación te hará más vivo y más sensitivo; tu vida se enriquecerá.''

Osho

Publicado: 17 de Enero de 2017