Una mala circulación puede originar efectos secundarios en el sistema inmunológico y en el funcionamiento de determinados órganos vitales, puede acarrear padecer una gran número de molestias como:

  • Sequedad en la piel
  • Pérdida de cabello
  • Retención de líquidos
  • Manos y pies fríos
  • Arritmias
  • Problemas de memoria
  • Dificultades respiratorias
  • Vértigo
  • Cansancio y dolores provocados por una acumulación de ácido láctico en los músculos.

Gracias a este tipo de masajes mejorará nuestra circulación incorporando oxígeno a nuestras células rojas que sanarán los músculos dañados. Además, al favorecer y activar el riego sanguíneo, se ayuda a la eliminación de toxinas, se mejora el intercambio de gases y nutrientes y se previene o mejora las lesiones circulatorias.

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lea y acepte nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted